Peña Nieto, víctima del bullying

La Sana Distancia | Jorge Diaz


Una nueva oleada de descalificaciones hacia la persona de Enrique Peña Nieto se desató en Twitter y otras redes sociales. Ahora toca el turno a su aparente falta de recursos al hablar inglés. No me sumo a la ola de críticas, puesto que soy un convencido de que nadie está obligado a ser un experto en lenguas extranjeras.


De hecho, partiendo de la base de que los angloparlantes nunca han sentido la obligación y mucho menos la necesidad de hablar una lengua distinta a la suya (hablando en general de su mentalidad como sociedad, no de cada individuo en lo particular, aclaro), y cuando de manera arbitraria en ocasiones exigen que en países como México se les hable en su idioma ya sea, en ambientes laborales o destinos turísticos, considero que la nueva moda en las redes sociales raya en el bullying.

En todo caso, es criticable que el equipo de asesores del mexiquense no lo sepa arropar y proteger ante situaciones tan sencillas como disponer de un traductor simultaneo para no hacerlo ver mal, pero hasta ahí.

Inclusive, debo admitir (aunque sea impopular por no sumarme al bullying), que revisé no sólo el video por el que han comenzado los ataques, sino otro más en donde se encontraba en una serie de preguntas y respuestas espontáneas en inglés y creo que en el primero (objeto de las burlas), fue más bien una cuestión de error de lectura más que de comprensión puesto que en el segundo (libre de sus apuntes) respondió de manera mucho más natural y fluida.

Respecto del acento, por si alguien quiere tomarlo por ahí, debo decir que es inevitable corregirlo a menos que vivas durante años en un país de habla inglesa, donde la práctica ayude a perfeccionarlo con tranquilidad y paciencia.

Así pues y siendo un ferviente seguidor de las redes sociales a las cuales me debo y cuya influencia para apuntar con nitidez lo mal que camina nuestro país reconozco y respeto, creo que en esto se equivocan. Sabiendo de lo que hablo, por haber vivido y trabajado cultivando mis conocimientos en el inglés por años en Escocia y haber constatado de primera mano el desprecio que tienen hacia nuestro hermoso español y cualquier otro idioma, estoy convencido que a un político se le deben exigir otras cosas y no estar poniendo atención en nimiedades.

A fin de cuentas, los promotores de este acoso deberían pensar primero en sus candidatos preferidos que no creo que tengan un mejor nivel de inglés que el de Atlacomulco y preocuparse de la imagen entreguista que proyectan al salir a defender la obligación de aprender inglés a sus políticos, cuando en otras ocasiones son ellos mismos (los que ahora atacan), quienes acusan de entreguista a quien no piensa como ellos en asuntos que revisten una mayor importancia.

Por lo pronto, le recomiendo a Enrique Peña Nieto se sume a la campaña contra el bullying de Mario Delgado y Ninel Conde, para ver si así le dan un respiro navideño.

Todas los textos de Jorge Diaz en: http://goo.gl/spht4

Agrega a Jorge Diaz en google+





    Comenta en Blogger
    Comenta en Facebook