Hoy, en la pluma de:

viernes, 4 de enero de 2013

1D, entre chivos expiatorios y atentados contra la paz pública

Alejandro Toral
Alejandro Toral. Tras el triunfo de Enrique Peña Nieto como Presidente de la República, se dibujó una paz social y política simulada, se creía que el paso de poderes se realizaría de manera tranquila y sin mayores contratiempos; no obstante, el día llegó y varios presuntos grupos de anarquistas realizaron destrozos en el Centro Histórico, la Alameda y los alrededores de la Cámara de Diputados; atentando la paz pública.

Antes de continuar, me gustaría subrayar que los ataques contra la paz o tranquilidad pública se refieren a organizar grupos vandálicos o criminales con el fin de violentar propiedad privada y/o personas, con el pretexto de una manifestación social.

Con base en esto, los protestantes violentos del 1D, sean del YoSoy132, PRIistas o anarquistas, deben de ser castigados con todo el peso de la ley por afectar nuestros impuestos en espacios públicos, así como las propiedades de pequeñas, medianas y grandes empresas, es decir, en sus daños contra la paz pública.

No obstante, el castigo de los verdaderos responsables se quedará corto y escueto ante los daños causados, porque a los diputados del PRD, PAN, PT y MC se les ocurrió suavizar la mano contra aquellos que violentan la paz pública, reformando a modo el artículo 362 del Código Penal local, reduciendo la pena de hasta 30 años en prisión a 7 solamente, dejando también abierta la posibilidad de libertad bajo caución, como si pagando una cierta cantidad de dinero, en este caso de 40 mil pesos, pudiera subsanar los daños causados.

A pesar de esto, la ALDF no es la única culpable de que no se castigue a los delincuentes como se debe, sino también al GDF quienes cometieron violaciones documentadas a los derechos humanos, a través de la detención arbitraria de personas durante las manifestaciones del 1D; individuos que se encontraban presos a pesar de que materiales audiovisuales probarán completamente su inocencia.

La excusa de la PGJDF es que los manifestantes violentos del 1D utilizaron un modelo de guerrilla española, publicado en 2008; lo que les sirvió para escabullirse entre la gente que protestaba de manera pacifica. Sin embargo, esto no justifica unas acciones se repiten en todo el país para los que protestan pacíficamente contra el régimen establecido.

Después del desastre del 1D y días consecuentes, aún falta por investigar a los presuntos grupos de choque que participaron en los disturbios cerca de la cámara de diputados, además erradicar las prácticas de las detenciones arbitrarias o sancionarlas de manera más rígida para quien las efectúe, con el fin de detener esta violación a los derechos humanos. Por otro lado y más indignante de mi parte es que la ALDF haya tratado de quedar bien con los del grupo YoSoy132 reformando un artículo que le da seguridad a la población en las mil y un manifestaciones que se esperan en este sexenio; además de la poca capacidad de la policía del DF y la PGJ para investigar sobre el caso del 1D y castigar a los verdaderos responsables y no, simples chivos expiatorios. 
 

Compartir


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Artículo mal escrito y confuso. Sugiero al responsable editorial cuidar la calidad de lo que se publica.

Alejandro Toral dijo...

Gracias por leer y comentar, me gustaría saber que parte sientes confusa o la razón de tu comentario, saludos

Copyright @ 2010 Por un México Inteligente. Templateism | The Globe Press