martes, 29 de enero de 2013

CELAC se divide en dos visiones de Libre Comercio: América Occidental y América Oriental.

Alejandro Toral. En Santiago de Chile, del 26 al 28 de enero de 2013, se reunieron los 33 países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) con los 27 gobiernos de la Unión Europea, en el cual se acordó que ambas regiones serían protectoras del libre comercio y la democracia en los países de ambos continentes. No obstante, América Latina tiene problemas en homologar este concepto dentro de la CELAC, por divergencias en la manera que se lleva la economía y la política en la región. 

Para empezar, hay que tomar en cuenta que la CELAC es una mezcolanza de ideas, historias, costumbres e idiomas en la heterogeneidad del continente americano, sin contar a EU ni Canadá. Estas se pueden juntar en 3 grupos: el Caribe que tiene lazos históricos más estrechos con África o Europa que con América; la América Oriental que comprende a los países con un discurso de libre comercio pero que ejercen políticas proteccionistas: Argentina, Bolivia y Venezuela; y la Latinoamérica del Pacífico que es más proclive a ejercer el libre comercio, así como la expansión de las inversiones: México, Colombia, Perú y Chile por ejemplo. 

Así pues, México y Brasil son los dos líderes indiscutibles, los cuales planean un par de modelos comerciales distintos en su forma pero no en sus objetivos: 

Brasil lidera el Mercosur que planea el Libre Comercio entre los países miembros: Brasil, Argentina, Uruguay, Venezuela y el suspendido Paraguay; pero este organismo ha tenido bastantes tropiezos como los conflictos comerciales entre Brasilia y Buenos Aires, el conflicto de la planta celulosa entre Argentina y Uruguay, críticas a la democracia paraguaya pero no a la pseudo democracia venezolana, así como la inseguridad de las inversiones extranjeras en los cada vez más proteccionistas Buenos Aires y Caracas. Finalmente, su objetivo es lograr una representación más fuerte ante el mundo, colocando a Brasil como el principal interlocutor. 

En la otra esquina está la propuesta mexicana Alianza Pacífico, la cual a pesar de no tener instituciones está avanzando rápidamente hacia la eliminación de los aranceles: 90% para el 31 de marzo y el resto para finales de 2013. Los países miembros son México, Perú, Chile y Colombia los cuales tienen en el centro y en la derecha sus ideologías políticas actuales. A diferencia del Mercosur, buscan su proyección conjunta hacia los mercados asiáticos, los cuales presentan mayor movilidad que los europeos; no están pendientes de la política de los países sino lo que les mueve “es la economía”; y se muestran más flexibles a las políticas comerciales, lo que podría robarle las inversiones al Mercosur por ser más atractivas, en un corto o mediano plazo. 

Ante estas diferencias en cuestión comercial y política, infiero que la Cumbre CELAC-UE fue más productiva para la región occidental de América Latina y la UE, porque los primeros buscan que las inversiones extranjeras lleguen a sus países para la generación de empleos, mientras los últimos desean zonas donde sus empresas puedan seguir invirtiendo ante la crisis en su sistema interno. En este contexto, el presidente Enrique Peña acertó en manejar una diplomacia empresarial con el canciller José Meade, no obstante ¿cuánto le va a durar si Europa ve que México cada día es más inseguro, y prefiere invertir en otros miembros de la Alianza Pacífico o en Brasil? 

Por otro lado, la América Oriental también ganó: las eternas condenas al bloqueo económico en Cuba, a la soberanía de las Malvinas, no lograr forzarles la garantía de las inversiones en sus países para que no ocurrieran las expropiaciones a capricho y la presidencia pro-témpore de la CELAC bajo el mandato de La Habana, lo cual me parece una gran incongruencia, que una dictadura como la cubana presida un organismo que se basa en la democracia, los derechos humanos y el libre comercio. 

Al calce 

· Peña Nieto vuelve con el neo priísmo revolucionario que quiere legitimarse renovando las relaciones con Cuba, y nada menos que con un perredista a la cabeza: Lázaro Cárdenas Batel. 

· Parece que a Raúl Castro le parece pertinente que el narcotráfico se combate a “fuego y sangre”. ¿Qué dirán los amantes cubanos y opositores a Calderón? Cuando uno de sus principales referentes le acaba de dar la razón al catedrático de Harvard. 

¡Compártelo!



0 comentarios en: "CELAC se divide en dos visiones de Libre Comercio: América Occidental y América Oriental."

Deja un comentario








El humor en las redes sociales


funny gifs

Ver todos →