Hoy, en la pluma de:

miércoles, 9 de enero de 2013

Culpan a jauría por quinta víctima

Culpan a jauría por quinta víctima
Milenio.
De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal solo tienen el reporte de cuatro personas muertas por presuntos ataques de una jauría de perros en el Cerro de la Estrella.

Sin embargo, MILENIO entrevistó a Georgina Ramírez García, madre de Ana Gabriela Nataret, de 15 años, quien murió la madrugada del pasado 18 de diciembre presuntamente tras ser atacada en el mismo lugar donde encontraron los cadáveres de Alejandra y Samuel, el 29 de diciembre, y los de Shumashi Elizabeth Mendoza y su hijo de ocho meses, el 5 de enero.

“Eran las nueve y media de la noche cuando me avisaron que mi hija estaba tirada en la zona boscosa del cerro. Cuando llegué mi niña aún estaba con vida, tenía una mordedura en el brazo y un golpe muy fuerte en la cabeza”, recordó Georgina, quien la trasladó a la clínica 32, donde falleció horas después.

“El forense nos dijo que fue atacada por perros, porque tenía mordeduras caninas. Si esto es verdad, por qué la policía no fue por los animales desde el 17 de diciembre, cuando atacaron a mi hija”, cuestionó.

Ana Gabriela murió la madrugada del 18 de diciembre. Según Georgina, los doctores le informaron que su hija murió por la cantidad de sangre que perdió.

“La espalda de mi hija estaba llena de sangre, el golpe que recibió en la cabeza y las mordeduras en su brazo provocaron que se desangrara”, señaló la madre, quien más de una ocasión le preguntó a la menor quién la había atacado.

“Le pregunté quién la había golpeado, pero no me respondía, solo decía ‘mami, papi’ y se quejaba intensamente”, recordó.

Según la familia Nataret Ramírez, Ana Gabriela tenía golpes y cortaduras en la cara, por lo que afirman que la menor falleció por un ataque de humanos con perros y no solo por una jauría de animales salvajes.

“No solo le faltaba el pedazo de carne, también tenía cortadas, de hecho tenía dos muy marcadas en la frente y en su labio, además de los moretones en la cara”, describió Georgina.

La muerte de Ana Gabriela quedó asentada en la averiguación previa FIZP-IZP-7-T2-02145-12-12R1, por lo que sería el quinto caso confirmado de muerte provocada por mordeduras de animales en Iztapalapa, aunque los vecinos de la zona aseguran que en menos de dos meses la cifra de cadáveres encontrados con las mismas características podría superar los seis.

Bajo resguardo


El subsecretario de Gobierno del DF, Juan José García Ochoa, informó que los 25 perros capturados en el Cerro de la Estrella en Iztapalapa no serán sacrificados y que solo forman parte de la investigación que se realiza por la muerte de cuatro personas.
Estarán bajo resguardo del Centro de Control Canino de Iztapalapa y posteriormente serán devueltos a sus dueños o serán trasladados a un refugio.

En conferencia de prensa realizada en Iztapalapa, el jefe delegacional, Jesús Valencia, informó que se apoyó en los gastos funerarios de la pareja de jóvenes que presuntamente murió por mordidas de perros.

MILENIO encontró que la mujer de 26 años muerta, Shumashi Elizabeth Mendoza Caamal, era estudiante de Biología en la UAM Iztapalapa y que frecuentemente subía a esa parte del cerro para intercambiar semillas con otros coleccionistas que frecuentan la zona.

En tanto, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, convocó a grupos protectores de animales para que participen en el estudio del caso de los 25 perros.

Mancera indicó que será la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública locales las instancias que realizarán las aclaraciones respecto a la muerte de las cuatro personas.

En entrevista con Carlos Puig, en MILENIO Televisión, reiteró que los animales no serán sacrificados.

Dictámenes periciales


La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informó que aún se desconoce si los 25 perros capturados por la Brigada de Vigilancia Animal en grietas y cuevas del Cerro de la Estrella fueron los mismos que atacaron a las cuatro personas encontradas en esa zona.

El titular de la dependencia, Rodolfo Ríos Garza, explicó que esperan los resultados de 14 dictámenes periciales en varias materias que hasta el momento se han practicado, para conocer la situación, así como para determinar si estos animales cuentan con alguna enfermedad, como rabia.

“Se están haciendo los estudios respectivos de ADN, tomados de la ropa de los cadáveres y también de los caninos; se está en espera de recolectar la materia fecal para ver si existen todavía rastros de huesos y también se espera hacer un estudio de genética y en la ropa buscar saliva del perro”, aclaró.

En conferencia, el procurador capitalino reiteró que estas pruebas confirman que las mordidas de canes causaron la muerte de Shumashi Elizabeth Mendoza Caamal y su bebé, Alejandra Ruiz García y Samuel Suriel Martínez, a pesar de versiones distintas de vecinos y familiares.

“No se encontró ningún otro tipo de lesión en los occisos, ni por arma de fuego, ni punzocortante o blanca, ni por asfixia o ahorcamiento, la causa de la muerte de estas cuatro personas encontradas el 29 de diciembre de 2012 y el 5 de enero pasado fue por esta misma situación que comentamos”, subrayó.

Acompañado del director del Instituto de Ciencias Forenses, Felipe Takajashi, y del coordinador de Servicios Periciales de la PGJDF, Rodolfo Rojo, Ríos Garza pidió confianza en las investigaciones que llevan a cabo las autoridades, las cuales, dijo, son expertos y doctos en la materia.

En tanto, Rojo reveló que en los primeros resultados se ha encontrado pelo de perros en la ropa de las víctimas, las cuales tuvieron lesiones en las extremidades superiores e inferiores, así como en la cara y cuello.

“Se observan excoriaciones producidas por las uñas de los canes en la periferia de las lesiones por mordedura, al apoyarse con las patas de las extremidades anteriores para hacer la tracción de los tejidos y desgarrarlos”, explicó.

En Contreras, 43 mil canes


La delegación Magdalena Contreras enfrenta un problema de jaurías de perros y ocupa el tercer lugar con esta problemática en el Distrito Federal, advirtió la jefa delegacional Leticia Quezada con base en datos de fundaciones dedicadas al cuidado canino, que establecen que en la demarcación habitan al menos 43 mil de estos animales, de los cuales 20 mil están en situación de calle.

Para la funcionaria “eso nos pone, dijo, en una situación de riesgo, pues el primer lugar lo ocupa Iztapalapa, le sigue Tláhuac y luego Contreras”.

Agregó que “la delegación tiene un grave problema de perros callejeros, sobre todo en la zona boscosa. Tenemos focos amarillos por lo ocurrido en Iztapalapa y no estamos exentos de vivir una situación semejante.

“Del total de perros, hablamos de que al menos 50 por ciento está en situación de calle, sin que necesariamente sean canes que no tienen dueño, que eso es lo más grave; no hay animales peligrosos, hay dueños irresponsables que los maltratan, que los amarran, los golpean, los queman y los echan a la calle, eso los vuelve agresivos o a la expectativa”, detalló la funcionaria.



Milenio... 


Compartir


0 comentarios:

Copyright @ 2010 Por un México Inteligente. Templateism | The Globe Press