miércoles, 2 de enero de 2013

Historias Varias: Recopilaciones

Antonio Quiroz. El mexicano es un pueblo producto de ultraje sexual de conquistadores españoles a indígenas de los estados mesoamericanos existentes en 1521; es una nación vástaga de muchas otras que se odiaron, batallaron y se esclavizaron, pero ya al final cedieron ante el ataque biológico que, sin intención, trajeron los extranjeros; fueron unificadas a las fuerza, sirviendo de adhesivo la sangre de los americanos y el esperma ibérico. Desconocidos por el padre y rechazados por la madre, los mexicanos encontraron cobijo bajo el manto de la Virgen, un espejismo creado por una institución religiosa a la que poco le ha interesado la salvación de sus fieles, al menos no tanto como la fuerza de trabajo dictada a entregar sin beneficio alguno por su fe, misma por la que, ya en la guerra México-Estados Unidos, importaría más la procesión anual de la Virgen de Ocotlán que la defensa de la soberanía nacional. Le enseñaron, pues, el mestizo de a pie, que si la vida verdadera, la eterna en el reino de los cielos, sólo es alcanzada por los devotos rezadores, poco importa el desarrollo industrial y sus beneficios terrenales... 

En la era capitalista es el poderío económico el que otorga el valor al humano, poco importan las buenas conciencias cuando escasean los bienes materiales. Con la dilatación de la base piramidal de esta sociedad, y con el aumento de la pobreza que esto trae, es comprensible, mas no aceptable, que muchos caigan en la desesperación y, con ello, en grupos criminales que deben sus actividades a la necesidad de sobrevivir. El fenómeno delincuencial sirve a los economistas ortodoxos como ejemplo de la irremediable ambición humana, agregando, además, un toque siniestro a la naturaleza del hombre y así justificando el deplorable estado de las sociedades.


Todos ser de este mundo es producto de una gigantesca ecuación llamada circunstancia, que puede ser alterada de una manera inesperada por cualquier evento que a simple vista parecería completamente insignificante; quién sabe qué hubiera pasado si el barco en el que viajaba Hernán Cortez se hubiera retrasado 2 días, o si no hubiera conocido a la Malinche, es interesante ponerse a pensar como estaríamos ahora si aquella oveja que cuidaba el joven Benito Juárez no hubiera escapado y por lo tanto no hubiera tenido que irse para evitar los regaños de su tío Bernandino (suponiendo que ese mito sea verdad).


Una nación puede salir adelante mediante la impartición de una buena educación. Los índices de pobreza, de desempleo, de violencia y de inseguridad pueden descender si en los alumnos nace una conciencia social que los haga tener grandes aspiraciones y luchar por ellas, nosotros entendemos eso perfectamente y sabemos que sería un error quedarnos con los brazos cruzados, es por eso que para salvar los intereses de la nación (de la del norte, claro está) proponemos suprimir los jardines de niños, las primarias, las secundarias, el bachillerato y las universidades para sustituirlos por telejardines de niños, teleprimarias, telesecundarias, telebachilleratos, teleuniversidades y, en general, todas las teles que se puedan poner, y como además entendemos totalmente lo que los niños quieren y necesitan, sus materias curriculares (español, matemáticas, física, biología, etc.) serán sustituidas por la programación de Televisa; “Hoy”, “El Chavo Animado”, “La Rosa de Guadalupe”, Pasión de Gavilanes” y demás programas de altísima calidad conformarán las nuevas asignaturas. Pero no nos detenemos ahí, también buscamos que la educación de nuestros niños sea completa, así que se les entregará, sin falta, la revista “TVnotas”, la que les servirá para respaldar los conocimientos adquiridos.

Atte. Partido Revolucionario Institucional



La democracia mexicana es simple; gana el que haga más y mejores tortas, ya luego es responsabilidad del funcionario electo duplicar la cantidad de tortas necesarias para ganar la próxima elección, ¿cómo?, muy fácil, duplicando el número de estómagos vacíos…  

¡Compártelo!


0 comentarios en: "Historias Varias: Recopilaciones"

Deja un comentario