jueves, 24 de enero de 2013

Peña Nieto y la cultura meme

Eduardo Portas

Enrique Peña Nieto
Imagen original: Ramiro Rivera, en Sinembargo.com.mx, el 4 de diciembre del 2011. Ilustración: E.P.

Eduardo Portas. El uso de ideas que se repiten con pequeñas variaciones en el tiempo se ha convertido en la forma más valiosa de comunicarse en la red. El Presidente no se escapa de esta dinámica digital que expresa nuevas variables culturales.

En CapitalSocial Investigaciones sabemos que a nuestros lectores les gustan los memes. La palabra clave con la cual llegan con mayor frecuencia a este sitio es “memes”, lo cual nos parece natural. Después de todo, hemos tratado el tema con anterioridad.

Pero ya ha pasado un buen rato desde que escribimos sobre ese tema. Ahora, con el Enrique Peña Nieto establecido en la Presidencia, es momento de darle una buena repasada a una enorme variedad de ideas que circulan en red y que sintetizan la percepción alrededor del mandatario del PRI.

¿Cuáles son los requisitos para lograr que un meme sea exitoso? El autor Francis Heylighen definió en 1996 (!) las características que propician las viralizacion de memes en las redes digitales. El tema no es nuevo, ya había sido tratado por Richard Dawkins en 1976 en la obra The Selfish Gene, pero se fue definiendo cada vez con mayor precisión en los primeros albores de la World Wide Web.

Para Heylighen, un meme exitoso debe cumplir con los siguientes criterios, según su artículo “Evolution of Memes on the Network: from chain-letters to the global brain”:

Coherencia: no contradice las creencias que el individuo ya tiene.
Novedad: aporta algo nuevo que atrae la atención de la gente.
Simplicidad: es fácil de recordar y entender.
Utilidad individual: le ayuda a la persona a seguir tras sus objetivos.
Prominencia: los otros se dan cuenta de su existencia.
Expresividad: se emite en un lenguaje inteligible.
Formalidad: su interpretación depende poco de la persona o el contexto.
Viralidad: los individuos que cargan el meme tienden a propagarlo entre otras personas.
Conformidad: el meme se apoya en lo que la mayoría cree.
Utilidad colectiva: es útil para un grupo.

Las personas que crean los memes alrededor de Peña Nieto conocen a la perfección estas características, cinco de ellas internas y las otras externas. Su intención es comunicar ideas globales con trazos personales. Esto requiere sensibilidad hacia el mundo que nos rodea y mucha creatividad, así como un buen manejo de las redes digitales.

Hay una enorme variedad de redes en donde se propagan estas ideas. Ojo, éstas no siempre son representaciones gráficas. Un comentario en un foro de una nota sobre Peña Nieto puede derivar, indirectamente, en la creación de una imagen que se burle del Presidente. Lo dejamos en claro porque para este ejercicio buscamos en las principales redes digitales de difusión de memes, pero estamos seguros que vuelan muchas más ideas sobre el mismo tema en otros espacios, virtuales o físicos. Si el lector quiere buscar por su propia cuenta, puede acceder a 9gag, PincheMeme, CuantoCabron, KnowYourMeme, MeMeGenerator (versión en español) o MemMexico. Basta hacer una búsqueda en Google Images para encontrar cientos de resultados sobre este mismo tema.

Nosotros encontramos las siguientes imágenes en esos sitios y las colocamos en estos collages:















Es interesante notar que la gran mayoría de estos memes tienden a resurgir cuando el Presidente comenté algún desliz en un discurso o situación pública. Es decir, aunque surgen nuevas variables del mismo tema (ver las imágenes sobre el IFAI), dentro de la misma cascada genética siempre encontramos aquellos rasgos que, al menos para el vox populi, definen al nuevo Presidente: imagen sobre contenido, rigidez, verbo sobre inteligencia. Apenas esta semana se gestó el Trending Topic “Confunde Peña a Gamboa con Beltrones”, el cual acumuló unas 21 mil menciones, de acuerdo con el servicio Topsy. En ese enorme torrente de información se mezclaron algunas ideas novedosas y humorísticas sobre Peña Nieto y también todos aquellos paquetes culturales que ya conocíamos bien y habían sido expuestos en su traspiés en la FIL de Guadalajara del 2011, su visita a la Ibero en 2012, los debates presidenciales y su victoria del 2 de julio.

Esto contrasta con la imagen que la Presidencia de la República ha querido dar sobre Peña Nieto. Su comunicación, hasta este momento, ha sido impecable. Los mensajes se emiten en tiempo y forma y la imagen que producen para el Presidente es una de pulcritud y estilo. Resumimos todas las imágenes que ha emitido la Presidencia sobre el Primer Mandatario en el siguiente pizarrón:


El alfil más flexible para mover estas informaciones por la red ha sido la cuenta en twitter de Enrique Peña Nieto, una de las más influyentes en todo el país. De acuerdo con el servicio Twitalyzer, el Presidente tiene el alcance suficiente para determinar el flujo de la conversación en Twitter desde la punta de sus dedos. Es un “Trendsetter”, alguien que marca tendencia, y que repite constamente en sus tuits las palabras “México”, “mexicanos” y “Gobierno”.  Su actividad en la esa red está ligada con el número de menciones que se generan a su alrededor, como se ve en el siguiente cuadro, en donde el número de menciones es la curva amarilla y el número de actualizaciones desde la cuenta @EPN son las barras grises, por día:



¿Basta tener un buen altavoz para dominar el flujo de la conversación en Twitter? Nos queda claro que no. La cuenta de Peña Nieto es el mejor ejemplo. La avalancha de ideas generadas en ciento de miles de nodos no-oficiales superan la influencia personal del Presidente cuando sumamos a todas éstas en conjunto. Aquí, la suma de las partes es superior al total. Todos los días estas dos fuerzas antagónicas luchan por cada bit para acarrear más influencia hacia su lado. Hasta este momento, la marea jala más del lado de los tuiteros.

¡Compártelo!


0 comentarios en: "Peña Nieto y la cultura meme"

Deja un comentario