#PorSiTeLoPerdiste


martes, 5 de marzo de 2013

Caso Gordillo, los extremos


Jorge Diaz. Habiendo pasado el pico febril que levantó a su máximo la temperatura de los mexicanos, empieza el trabajo político de los defensores de la profe hoy tras las rejas y de los detractores del presidente Peña Nieto, quien todavía no deja claro los motivos de la detención de la lideresa, me refiero a que está pendiente saber si los motivos son la de una simple venganza o bien, la de la voluntad de empezar a poner orden en la casa con todos aquellos poderosos que han abusado del país.

Sin embargo, como lo he mencionado antes, esa voluntad presidencial se conocerá en los próximos meses o años. Hoy, llama la atención cómo algunos intentan vender la idea de “rudeza innecesaria” en la exposición de los hechos y de la misma detenida, por lo que ellos consideran una humillación excesiva a una persona de avanzada edad. Se utilizan horas en los programas de radio sobre todo y planas en los periódicos para salir en defensa de una mujer corrupta que finalmente está en la cárcel, aunque desgraciadamente no haya garantías para que ahí permanezca o por lo menos que lo haga por mucho tiempo (equivalente al tiempo que tanto daño hizo), por razones de su edad.

No veo en las autoridades un afán de linchamiento, ni una humillación innecesaria, para mí, a los delincuentes (sean quienes sean) se les tiene que llamar delincuentes, exhibir como delincuentes y tratar como delincuentes ¿no es ese el sentir de todos los mexicanos en otros casos? ¿Por qué éste habría de ser la excepción?

En el otro extremo, se encuentran los detractores a ultranza, los que sin más reflexión o análisis estarán todo el sexenio como cuchillito de palo intentando influir negativamente en la opinión pública contra cualquier acción del gobierno.

Hacen lo posible por hacernos creer que esto no es un acto de justicia y que de nada vale, equiparando al actual presidente con quien está encerrada por ahora en la cárcel. No digo que el primer mandatario esté libre de pecado (lo que habría que probar) pero me pregunto dónde quedó el pragmatismo de otros años, o qué ¿sólo es justicia si ellos la ejecutan? Está encerrada y sin poder ¿no? Eso era lo que se pretendía.

Infunden miedo entre la población cuestionando: “si esto hizo con una aliada –ser autoritario, según ellos– ¿qué le espera a los ciudadanos?” Creo que eso es ir demasiado lejos. Por lo visto, en estos detractores (que se autodenominan democráticos) no existe el espíritu democrático de otorgar el beneficio de la duda o el voto de confianza a quien les ganó en las urnas.

En otros países, los opositores al régimen habrían aplaudido la detención y estarían preparándose para seguir de cerca el caso de otros, que como la Gordillo merecen estar tras las rejas. Pero no, espere el querido lect@r que en los próximos actos donde el gobierno luzca por traernos algo de justicia en cualquier sentido, los opositores defensores del “pueblo bueno” (mismo que se encuentra en la isla imaginaria donde vive AMLO) salgan a despotricar para hacer aún más ancha la banda de polarización que por lo visto, no están dispuestos a que desaparezca.

email: jorgediaz@live.co.uk
Twitter: @adejorge
Facebook: http://www.facebook.com/JorgeDiazElizondo
Google+: http://gplus.to/JorgeDiazElizondo  

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Por un México Inteligente • All Rights Reserved.
Distributed By Free Blogger Templates | Template Design by BTDesigner • Powered by Blogger
back to top