viernes, 15 de marzo de 2013

Maduro en el delirio, la razón libre a Venezuela

Jorge Diaz

Jorge Diaz. No logro salir de mi asombro después de escuchar las declaraciones del presidente venezolano sustito (hay que aclararlo, él no ha sido elegido por el voto popular) y aspirante a la presidencia mediante futuras elecciones, Nicolás Maduro, en referencia a la elección del nuevo papa Francisco.

No puedo entender que en Latinoamérica todavía existan este tipo de políticos oportunistas y fanáticos, que se aprovechan del momento para meterse en el espacio más vulnerable de las personas y, por qué no decirlo, en su ignorancia (Ustedes disculpen).

El intento de manipulación que Maduro llevó a cabo el pasado miércoles, bien vale un voto de castigo a su impertinencia por parte del pueblo venezolano. Si en el pasado Hugo Chávez pecó de excesos a la hora de gobernar y sus relaciones con otros países, en el presente, quien se ha autonombrado “Hijo de Chávez”, ha caído en el insulto contra quienes pretende gobernar.

Hágame favor de alejarse de todo contexto religioso y de la euforia o decepción que le puede causar conocer el origen del nuevo papa y todas sus connotaciones, céntrese en lo dicho por un presidente (sustituto y provisional, pero no por ello sin poder) que aspira a gobernar a una nación por un periodo de seis años:

“Fíjense ustedes una noticia importante, habemus papam, acaban de elegir como papa por primera vez en la historia a un suramericano, a un argentino, el cardenal Jorge Mario Bergoglio, el debate era entre un papa africano y un suramericano”.

“Nosotros sabemos que nuestro comandante ascendió hasta esas alturas, está frente a frente a Cristo, alguna cosa influyó para que se convoque a un papa suramericano, alguna mano nueva llegó y Cristo le dijo bueno llegó la hora de América del Sur”.

“En cualquier momento convocan una constituyente en el cielo para cambiar la iglesia en el mundo y que sea el puro pueblo de cristo que gobierne el mundo”.

Fuente: El Espectador.com

¿Así o más claras las intenciones y estrategias de Maduro para ganar las elecciones? Se ha preguntado cuánto daño le puede hacer a un país un líder que invoca cuestiones subjetivas para gobernar a sus anchas. A lo largo de la historia, políticos, gobernantes, artistas, empresarios, religiosos y demás charlatanes se han apoderado de Dios (lo que ello represente para cualquiera) para cometer atrocidades que han sumido a millones de personas en la miseria, el hambre, la muerte y la desolación.

¿Qué le espera a Venezuela con alguien así? No se trata de hacerlo por Capriles, se trata de hacerlo por Venezuela; Maduro debe quedar al margen del gobierno pues de lo contrario, la debacle económica y democrática que se vivió durante el mandato de Chávez, se agudizará a niveles insostenibles en la región, trayendo consecuencias de pronóstico reservado.

El querid@ lect@r podrá tildar a Nicolás Maduro de loco o de ruin, pero de tonto no tiene un pelo, sabe bien lo que hace y no descansará hasta instalarse en el gobierno para desde ahí, gobernar de la mano de Chávez “que está en el cielo”, mismo que le dice a “Dios” lo que tiene que hacer y que por supuesto, se lo platica a él en el oído, para llevarlo a cabo en Venezuela. De Venezuela depende.


Al calce. Por cierto, qué opinión tendrá de las declaraciones de este fervoroso católico Nicolás Maduro, su aliado, el presidente musulmán iraní Mahmud Ahmadinejad.

email: jorgediaz@live.co.uk
Twitter: @adejorge
Facebook: http://www.facebook.com/JorgeDiazElizondo
Google+: http://gplus.to/JorgeDiazElizondo
  

¡Compártelo!


0 comentarios en: "Maduro en el delirio, la razón libre a Venezuela"

Deja un comentario