Hoy, en la pluma de:

jueves, 14 de marzo de 2013

¿Y la izquierda?

Sergio Aguayo
Sergio Aguayo. Mientras Enrique Peña Nieto sigue poniéndose las medallas de reformista, la izquierda es incapaz de reformar a fondo los lugares que gobierna. Revisemos el vodevil desencadenado por el delegado de Coyoacán, Mauricio Toledo, integrante de Nueva Izquierda (la tribu de los Chuchos).

Primer acto. El 25 de febrero Reforma publicó unos correos enviados por Toledo a Rodolfo Reus Medina, abogado de una constructora. Toledo le pidió más dinero para que siguiera una obra: "800 mil extras y allí queda"; y le aclaró: "si publicas algo te mando matar, cabrón". El abogado opta por denunciar para "que la verdad se conozca" y anuncia que demandará al político por extorsión y amenazas. El delegado contraataca y acusa al licenciado de "utiliz[ar] un BlackBerry falso, un chat falso, una comunicación falsa para ensuciarme. Ése no es mi BB".

El perredismo arma un coro de frases desgastadas: "No voy a ser tapadera de nadie" (Jesús Zambrano); "nadie puede estar por encima de la ley" (Silvano Aureoles); la Procuraduría capitalina debe hacer una "investigación a fondo" (Manuel Oropeza, líder del PRD-DF). El procurador capitalino, Rodolfo Ríos, informa solemne que citará a declarar a "todas las personas [...] involucradas".

Segundo acto. Se inicia la operación enfriamiento. El licenciado Reus envía una brevísima carta a los medios informando que su cliente, el constructor Gazi Nacif, le ha ordenado no demandar, ni "aparecer en medios de comunicación" porque "la empresa no fue objeto de extorsión alguna" (tecnicismo correcto porque el delegado pide dinero al abogado).

La mayoría perredista en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal frena la comparecencia física de Toledo y le pide un "informe pormenorizado" en 48 horas. El delegado envía un texto minimalista (1,194 palabras), notable por lo azucarado del autoelogio: se define como "un servidor público de trayectoria inmaculada" y cierra el texto con una frase que podría usarse en algún busto suyo: "no me doblegaré ante la mentira".

Aclaración. Ni el delegado ni el coro perredista desmienten la evidencia presentada por Reforma demostrando que la BlackBerry sí era de Toledo.

Los reporteros de Reforma siguen hurgando y encuentran que, según la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), es ilegal el terreno donde Nacif construye su edificio; en él sólo puede construirse un deportivo, una plaza pública o un jardín. El delegado acusa a quien lo precedió, Raúl Flores, que a su vez señala a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), una fuente de corrupción que ningún gobernante perredista osa tocar. Su titular, Simón Neumann, ex empresario inmobiliario, se blinda tras siete capas de hermético silencio.

Tercer acto. Se desarrolla en el ámbito nacional. Con la detención de Elba Esther Gordillo y con las reformas en telecomunicaciones el Presidente y el PRI se convierten, ante buena parte de la opinión pública, en los paladines de la lucha contra la corrupción y los poderes fácticos.

El lunes que anunciaron la reforma en telecomunicaciones, Zambrano justificó la participación del PRD diciendo que "ante los graves problemas del país, el error estaría en no hacer nada o seguir haciendo lo mismo de siempre". La corrupción es una llaga que lastra a la nación. Según Transparencia Internacional entre 1998 y 2012 México cayó ¡50 puntos! En la clasificación internacional pasamos del lugar 55 a un vergonzoso 105. A excepción de Arturo Núñez, que la combate como gobernador de Tabasco, la izquierda partidista se hace la desentendida.

Si el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, quisiera aspirar a una candidatura a la Presidencia en 2018 debería tomar el caso del delegado de Coyoacán para lanzar una batalla a fondo contra el urbanismo salvaje, una de las fuentes de corrupción más conocidas y ofensivas.

Había grandes expectativas con la gestión de Mancera, quien en su discurso de toma de posesión aseguró con voz engolada y firme: "combatiremos cualquier viso de corrupción y no permitiremos el tráfico de influencias que tanto daña a los ciudadanos". El caso de Coyoacán lo desinfla, desdibuja y acorrala. Menciona el tema en dos brevísimas conferencias banqueteras y en la segunda anuncia que seguirá trabajando con Toledo hasta que esté "perfectamente agotada toda la indagatoria". Llevará mucho tiempo el proceso porque la Procuraduría apenas inició las averiguaciones.

Si fuera por la izquierda que gobierna, el caso ya estaría olvidado. Tal vez veamos algo diferente porque dos diputados panistas, Priscila Vera y Edgar Borja, están sobre el tema y porque un medio de comunicación, Reforma, le da seguimiento.

La izquierda partidista vaga fragmentada, llena de verborrea y paralizada ante la corrupción urbanística de la capital. En su condición actual, es una corriente política a la izquierda de la nada.
El Informe de Mauricio Toledo y las fuentes utilizadas están disponibles en http://www.sergioaguayo.org

Colaboró Paulina Arriaga Carrasco.  


Compartir


0 comentarios:

Copyright @ 2010 Por un México Inteligente. Templateism | The Globe Press