Sin voluntad para perdonar

Sin voluntad para perdonar
¿Fue un error? Sí ¿Una irresponsabilidad? Quizá ¿Una estrategia para engañar al pueblo y mantenerlo ocupado en otras cosas? Eso es una estupidez.


Me refiero al lamentable suceso en el que se vieron involucrados rescatistas, Marina y Televisa, en el que se difundió la posibilidad de que había una niña a la cual nombraron como ‘Frida Sofía’, atrapada entre los escombros del colegio Rébsamen.

Fueron momentos de gran expectativa y de un correr de rumores mezclados entre el deseo y los desatinos, pero, sobre todo, fue un error.

Un error que pudo haber cometido cualquiera, en cualquier administración y, me atrevo a decir, en cualquier país del mundo. Pero el problema es que ocurrió en México y en plena época electoral.

Los carroñeros de las redes sociales y activistas interesados, entre los que se cuentan infumables personajes de partidos y medios, se lanzaron a la yugular de Peña Nieto, Mancera, el CISEN (así lo mencionan en sus mensajes de ataque), Televisa y todo aquello que huela a adversario político.

Astutos como son, se aprovechan de la tragedia y el error humano para posicionar la idea de que todo está calculado con maldad, acusan de querer aprovechar la tragedia para la promoción electoral y son ellos quienes lo hacen pero de forma disfrazada.

Aunado a eso, la decepcionante cobertura de quien se ha convertido en la voz de López Obrador desde hace mucho, Carmen Aristegui, que abre sus cámaras y micrófonos a infelices seudo periodistas, que en medio del horror, sacan todo su odio y amargura para vomitar cualquier mentira sobre el manejo de las autoridades, para manchar, para alimentar el encono y la polarización en tiempos en los que la solidaridad no debería ser regateada.

Pero ahí están y no se irán, seguirán envenenando la vida pública de México con sus mentiras y su infinito miedo, para hacer daño y para alimentar entre todos los que puedan la idea de que no haya voluntad para perdonar.

Perdonar un error y seguir adelante. Un error que si bien ha sido reconocido con humildad, no deja de ser error; sin embargo, también es cierto que ese rumor que causó tanta confusión, jamás puso en riesgo la vida de nadie.

Twitter: @adejorge


0 comentarios: