El mosquito del amor
Los mexicanos vemos y centramos nuestra preocupación en temas como el sicariato, la corrupción, tráfico de personas o narcotráfico, incluso Donald Trump, es tema entre algunas mesas de debate, pero pocos se ocupan en el cuidado de la salud, ahora están tan distraídos en el tema electoral que el asesino silencioso Aedes Aigypti, surca el ambiente nacional sin respetar fronteras portando sus catastróficas enfermedades y encubando listo para contraatacar. 


Fue el científico cubano Carlos Juan Finlay, quien descubrió al mosquito como agente contagioso del Dengue, Fiebre Amarilla, Chingkunguya, y Zika, presentó sus resultados por primera vez en la Conferencia Internacional de Sanidad, efectuada en Washington, el 18 de febrero de 1881. En aquel entonces sólo se hablaba de las dos primeras enfermedades mencionadas.

Desde hace más de cien años que fue presentado el Aedes Aigypti y pese a que es oriundo del continente africano. De la población mexicana, los residentes de Tamaulipas han sido de los más afectados por el diminuto y silencioso enemigo, que en el último cuarto de siglo ya provocó tres epidemias mortales; en 1998 se registraron 6 mil 609 casos y siete personas murieron; en 2005 el número de personas infectadas por el dengue fue de 6 mil 901 con 23 defunciones oficialmente registradas, y finalmente en 2013 el número de casos descendió a 5 mil 556 y en ese entonces el gobierno encabezado por Egidio Torre Cantú, informaba poco o casi nada, mejor dicho, nada; dio como cifra oficial de muertos "cero". Nunca les creyeron.

Este mosquito tropical y subtropical localizado desde el sur de Estados Unidos hasta el norte de Argentina, ha sido detectado nuevamente en Tamaulipas, las autoridades de salud exhortan a la población evitar la propagación del dengue, zika y chikungunya, evitando su reproducción para que no enferme a las familias en sus propios hogares; la Secretaría de Salud del gobierno local, confía que puede combatirlo en alianza con la población efectuando tareas tan sencillas como:

Lavar cubetas, piletas, tinacos, cisternas y cualquier recipiente que acumule agua y permita que el mosquito se reproduzca.

Igualmente, como estrategia preventiva, piden tapar todo recipiente en el que se almacene agua. Voltear cubetas, tambos, tinas, macetas o cualquier objeto que no utilices y que se pueda acumular agua, sobre todo de lluvia.

Una tercera alternativa para matarle el vuelo al mosquito, es tirando todas las botellas, llantas, latas o trastes inservibles. Cambiar el agua de los floreros y bebederos de las mascotas cada tercer día.

Es valioso que los tamaulipecos, así como los pobladores de otras entidades de clima tropical y subtropical, utilicen repelente de insectos y pabellones para las camas, o habitaciones; colocar mosquiteros en puertas y ventanas, así como utilizar camisas de manga larga y pantalones largos, procurando que la ropa sea de colores claros.

Aunque la desconfianza es alta en México, es importante que abran puertas y ventanas cuando las brigadas de salud y personal de vectores caminen por las calles de la ciudad y/o efectúen sus operativos contra el peligroso mosco en las camionetas fumigadoras.

El Sector Salud de Tamaulipas, como estrategia aérea para evitar una cuarta epidemia del Aedes Aigypti, pide verificar el techo, garaje, patio y jardín, ya que en todos estos lugares pueden existir recipientes que sirvan al mosquito para desarrollarse.

En caso de que el enemigo volador ya haya penetrado la seguridad estatal, y en dado caso que pudiera haber roto los protocolos preventivos se explicó cuáles son los signos o señales de alarma:

Dengue:


  • Fiebre alta y repentina
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza y detrás de los ojos
  • Sarpullido ocasional


Zika:


  • Fiebre
  • Dolor de cabeza y malestar general
  • Sarpullido
  • Conjuntivitis no purulenta
  • Dolor muscular o articular


Chikungunya:


  • Fiebre muy fuerte
  • Dolor articular severo (incapacitante)
  • Sarpullido (ocasional)
  • Dolor de cabeza y detrás de los ojos


Para evitar engaños y mayores afectaciones a la salud, "es importante aclarar que hasta la fecha, no hay vacunas ni tratamientos específicos para estas enfermedades, la prevención es la mejor forma de proteger a tu familia", informó la Secretaria de Salud del Gobierno de Tamaulipas

Si estás embarazada, ese es otro tipo de mosquito, del amor le llaman... ¡No perdón! Lo mejor es acudir de manera puntual con el doctor y continuar las consultas prenatales.

davidcastellanost@hotmail.com


Artículo Anterior Artículo Siguiente