Las cuentas de Beltrones
Hoy la marca PRI se encuentra en el mayor desprestigio y decadencia política de México. En prácticamente casi todo el país, los candidatos del PRI se ubican en tercer lugar, e incluso, en algunos otros lugares la votación efectiva los refieren hasta en una cuarta posición, como lo es el caso de Veracruz.

Sin embargo, Sonora parece ser que se cuece aparte en este proceso electoral. En ese estado, y como dice mi colega el periodista Víctor Sánchez Baños, “no les da pena ser priístas”.

La más reciente encuesta publicada por Televisa, ubica a la hija de Manlio Fabio Beltrones, Sylvana y a su compañero de fórmula, Maloro Acosta, como los favoritos a ganar la elección para el Senado de la República.

Ellos obtienen una preferencia de 31.4% por encima de la periodista Lilly Téllez y quien sería el Secretario de Seguridad Pública del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en caso de que llegue a ganar la presidencia de la República, Alfonso Durazo, que alcanzan el 25.3%; y en un tercer lugar, se encuentran los candidatos de la Coalición Por México al Frente, Antonio Astiazarán y Leticia Cuesta, con un 18.9%.

Y es que Manlio ha tejido muy bien el camino para que su hija salga victoriosa en los próximos comicios y alcance un escaño en la siguiente legislatura. Primero, apoyó la candidatura de una mujer, Claudia Pavlovich, para lograr la gubernatura, quien ha desempeñado un buen papel, y su gestión está bien evaluada entre los sonorenses.

De continuar con esta misma línea, y de ganar la senaduría, la hija de Beltrones se colocará en la antesala para ser la próxima candidata del PRI al gobierno del estado de Sonora, y recoger los frutos que le dejará Pavlovich, a quien, en su momento, se le vio como una posibilidad de ser, incluso, la candidata a la presidencia de la República por el partido tricolor.

Segundo, en Sonora se han tomado muy en serio el combate a la corrupción, el tema favorito y de moda en este proceso electoral. Para muestra basta un botón, pues el encarcelamiento del ex gobernador, Guillermo Padrés Elías y su hijo, y la incautación de sus bienes, demostraron los “pantalones” que pueden tener un gobierno encabezado por una mujer.

Adicional al reciente anuncio que hizo la propia gobernadora Pavlovich, ante la nueva Unidad Especializada de Inteligencia Patrimonial y Financiera de la Fiscalía General de Justicia de Sonora, donde se invita a la ciudadanía a denunciar a los funcionarios que poseen bienes adquiridos con recursos de procedencia ilícita, mismos que serán recompensados entre el 5% y el 20%, del valor de los bienes que recupere el estado.

Y es que a pesar de que Beltrones y todo su equipo han sido golpeados políticamente en este sexenio, seguramente entregará, a través de Pavlovich y de su hija, las mejores cuentas para su propio partido, y para el candidato a la presidencia de la República, José Antonio Meade.

Manlio Fabio Beltrones (Foto: Líderes Mexicanos)
Manlio Fabio Beltrones (Foto: Líderes Mexicanos).
Beltrones ha sido, finalmente y para ironía de este sexenio que muchos lo veían como un “enemigo”, el mejor aliado que ha tenido el Presidente Enrique Peña Nieto. Sin embargo, el propio equipo del primer mandatario lo ha subestimado.

Y haciendo un pequeño recuento de dónde quedan los principales alfiles de Beltrones, más de la mitad han sido exiliados, o se encuentran en peores condiciones. Ahí está el caso del guanajuatense, y quien fuera Presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra, quien después de ser prácticamente uno de los mejores y más experimentados parlamentarios de nuestro país, fue enviado como Embajador de México a Uruguay.

Arroyo y todo su equipo fueron apartados, por segunda vez, del actual proceso electoral. El PRI cometió el más grave error de nombrar a Gerardo Sánchez, el líder de la CNC del PRI, como su candidato a la gubernatura en ese estado. Representado como uno de los perfiles más corruptos dentro de la política mexicana, hoy el partido está pagando las consecuencias, pues muy probablemente este candidato sea uno de los que quede en cuarto lugar, incluso rebasado por el Partido Verde en aquella entidad.

También está Fernando Castro Trenti del estado de Baja California, a quien el gobierno peñanietista bajó de sus aspiraciones a la candidatura de la gubernatura de ese estado, y mandó también al exilio, en su momento, como Embajador de México en Argentina y hoy lo mantiene en Suiza y Lichtenstein.

Y qué decir de la suerte de Alejandro Gutiérrez, mano derecha de Beltrones, quien hoy se encuentra encarcelado bajo las órdenes del gobierno de Javier Corral en Chihuahua, el cuarto peor evaluado del país. En venganza a una serie de rencillas políticas entre Corral y Beltrones, y cobijadas bajo los supuestos testimonios de ex funcionarios del gobierno de Chihuahua ligados a la ex lideresa del Sindicato de Maestros, Elba Esther Gordillo, quien también guarda rencor al político sonorense.

Los únicos que se salvan de esta ola de acoso político son Manuel Añorve, candidato del PRI al Senado de la República en el estado de Guerrero, y quien pinta también para alcanzar la victoria. Así como Felipe Solís Acero, quien permanece como Subsecretario de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos, donde se le reconoce su eficacia.

Y quien brincó mejor de filas a Morena, fue Canek Vásquez, considerado como el hijo que nunca tuvo Beltrones. En el estado de Hidalgo, de donde es oriundo este joven, el partido de López Obrador encabeza todas las encuestas electorales.

A pesar de que Beltrones ha sido golpeado, se mantiene vivo. Quien afirme que pudiera estar en el ocaso de su carrera, se equivoca. Un viejo lobo de mar y experimentado político de su talla tiene la enorme capacidad para reinventarse y seguir adelante.

Finalmente los máximos dirigentes de los partidos, empresarios y demás políticos le reconocen dos cualidades a este “animal político”: su capacidad de tejer y lograr acuerdos, y su capacidad de cumplirlos y de cumplir su palabra. Ambas capacidades pudieran ocuparse y por qué no ser explotadas, por el próximo presidente de México, aunque pudiera no ser emanado del propio PRI.


Artículo Anterior Artículo Siguiente