#PeriodismoSicario
Como un político iracundo es recordado el Andrés Manuel López Obrador, líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD), allá por finales de los 90; ya en su faceta como jefe de Gobierno del Distrito Federal, se ganó la animadversión de algunos periodistas; Ricardo Alemán, uno de esos que tanto lo odian.

La vida periodística de Ricardo Alemán ha tenido cambios, incluso, pasó del gran periódico de izquierda La Jornada, a ser colaborador de Televisa y Milenio, sin duda se mantiene en las grandes ligas; por su parte Andrés Manuel, aseguran es un "nuevo" Peje, no dudan que está en su mejor versión, nada que ver con el López Obrador, de finales de la década de los 90, pero contrario a la modalidad de amor y paz en la que se maneja Andrés Manuelovich, la mayoría de sus seguidores siguen siendo los mismos intolerantes, incluso, Taibo II, se ganó recientemente las críticas por la amenaza de expropiar las empresas que no estén a favor del tabasqueño.

Ahora a quien le tocó recibir toda la ira de los fieles Lopezobradoristas, fue a Ricardo Alemán, un periodista al que sigo en Twitter, sólo porque debemos aprovechar la pluralidad que ofrecen las plataformas tecnológicas, pero su odio, rencor y pobreza lo llevó muy lejos; tanto, que los sentimientos que tiene para con Andrés Manuel, lo cegaron impidiéndole ver el grave error que estaba cometiendo, "les hablan", fue el comentario que agregó a este tuit:

"A John Lennon lo mató un fan, a Versace lo mató un fan, a Selena la mató una fan, a ver a qué hora, chairos"

Con lo anterior desató la furia en redes sociales contra el periodista de mayor encono hacia quién va puntero en las encuestas presidenciales. No necesitó de mucho tiempo para darse cuenta del error y grabó un video disculpándose, sin embargo, el daño ya estaba hecho, Alemán ya se estaba ganando una denuncia ante la procuraduría General de la República (PGR), y sin duda, el despido o severa sanción de las televisoras en las que colabora.

Ricardo Alemán, pagó la volatilidad de las redes sociales y no lo olvidará jamás; será el primer gran linchamiento de México en Twitter y veremos si al siguiente lo miden con la misma vara.

davidcastellanost@hotmail.com


Artículo Anterior Artículo Siguiente