“Los Soria” y la Magda
El famoso escritor argentino Alberto Leiseca, creador de “Los Soria”, escribió el prólogo a la mexicana Magda Bárcenas, la escritora a la que nadie le abrió las puertas en México y tuvo que exiliarse de su país y así triunfar en Argentina, hasta convertirse en la primera y única mujer que expuso su literatura en el prestigioso rincón Tortoni, la notable cafetería de difusión cultural y de visita turística por excelencia en Buenos Aires.

El monstruo de la literatura argentina, se despidió de la tierra de los humanos en diciembre de 2016, a la edad de 75 años, aún se desconoce si ahora convive entre sus creaciones literarias, pero dejó en el mundo de los hombres, el prólogo del libro “Temores que matan”, escrito por Magda Bárcenas, una de sus más avanzadas discípulas, una joven mujer mexicana que nació en la ciudad porteña de Tampico, en la costa sur de Tamaulipas; quien como el genial escritor Leiseca, es una apasionada de los cuentos de terror basados en hechos reales, sus escritos son relacionados a leyendas urbanas de países como México, Chile y Argentina.

Alberto Leiseca, dicen los que saben, fue uno de los escritores que cambiaron la escritura en la República de Argentina; autor de una impresionante cantidad de libros esenciales, un personaje que le dedicó una década a su magna novela “Los Sorias”, la más larga en la historia de la literatura pampera con mil 345 páginas, un libro considerado como una colosal obra de arte, mismo que tardó 20 años para encontrar una editorial que lo publicara. Fue este creador de cuentos de terror, quien no solo formó a la tamaulipeca Magda Bárcenas, sino que le escribió un prólogo, además la impulsó a siempre seguir adelante y ser invencible, aún cuando los gobernantes y representantes de la Cultura y las Artes en México, por lo visto leen poco, pues no apoyan a los talentos nacionales, destinando el dinero de sus dependencias a los partidos políticos, como le sucedió en su natal Tamaulipas. 

Esta semana del 13 de agosto, Magda volvió a Tampico después de casi seis años para impartir unos talleres en las dos universidades de más renombre en la iniciativa privada; Magda ha vuelto con el ánimo de compartir su talento con los jóvenes mexicanos, sin importar que no haya logrado despedirse de su padre quien ya murió como su mentor, sin embargo, ella tiene tanta vida y entusiasmo, al grado de donar las regalías del libro “Temores que matan” en el que participa Alberto Leiseca, solo con la ilusión de verlo en las manos de jóvenes, quitando un espacio a las armas, drogas y vicios para exhortarlos a que vayan y luchen sin descanso por sus sueños.

Precisamente, Magda Bárcenas transmite un  mensaje similar en su primer libro titulado, “La visión de una cucaracha”, en el que lleva a sus lectores a tener un comportamiento impetuoso e invencible para superar las barreras que terceras personas pretenden imponer a cada ser humano en la búsqueda de sus sueños, diciéndoles “no vas a poder, no lo vas a lograr, eso es imposible”; cuando en realidad es viable, pero en la forma de ver de los perdedores paralizados por el miedo, no tuvieron la fuerza para luchar por sus sueños.  Por eso dice Magda que se debe tener una visión de cucaracha para seguir adelante y ser prácticamente invencible como estos insectos con su impresionante capacidad evolutiva.

“Almas y karmas”, es otro ejemplar escrito por Magda Bárcenas. Es una antología de cuentos de terror que lleva una fusión de su espíritu periodístico con la delicadeza de la literatura, donde desborda su pasión y gusto por la nota policiaca, muchos de sus escritos están basados en historias reales, crímenes y actos violentos de la modernidad convertidos en cuento.

En el libro “Temores que matan”, está desarrollado con leyendas urbanas de México, la República de Chile y Argentina; literatura que se antoja para compartir entre cortes asados, vino y cerveza artesanal mexicana. Luego de terminarlo, el maestro Leiseca, de quien la escritora Bárcenas se expresa en tiempo presente, aunque físicamente no esté, le dio uno de sus más grandes consejos, “hay que tener mucho cuidado y respeto a las leyendas, por más que tú creas o no creas en ellas, eso nunca lo podrás saber hasta que te suceda”. 

Actualmente la tampiqueña escritora, da talleres gratuitos en la Escuela República de México, allá en Argentina, sin embargo, le gustaría tener la oportunidad de venir a su país con más frecuencia para impartir sus conocimientos y acercar a niños, jóvenes y personas de todas las edades a la escritura, la lectura y la literatura.

Aunque puede jactarse de ser la única mexicana con su nombre grabado en una placa de bronce, compartiendo el espacio con Mauricio Makri, Cristina Fernández de Kitchner y Jorge Castro Trenti, ex embajador de México en Argentina, ella solo platica emocionada de la charla que tendrá este martes 14 de agosto en la UNE y la del jueves con los chicos del IEST, además de su próximo ejemplar aún sin nombre, que escribió con su amigo y colega escritor y periodista uruguayo, Ricardo Artola; esta es una novela de amor descrita desde la visión de una mujer a la par de su pareja masculina; a Magda le correspondió escribir los fragmentos de la dama, y Artola le pone el lado varonil a la historia. El trabajo consiste en la oportunidad de ofrecerle al lector un texto con dos puntos de vista en el mismo tiempo de vida, otorgando la oportunidad de introducirse en la novela desde dos facetas, a tal grado que un día podrás leer el capítulo escrito por Artola, al siguiente el desarrollado por Bárcenas, y como quiera podrás llegar al punto final de la mano de ambos personajes, esto debido a la continuidad lograda por Ricardo Artola, y Magda Bárcenas, la tampiqueña que lejos de recibir apoyo del gobierno mexicano, recibe un “no podemos”, convertido por ella en un voy, y triunfo en el extranjero.

Gracias a la editora Incluso los Perros, por apoyarla en hacer realidad su sueño.

davidcastellanost@hotmail.com


Artículo Anterior Artículo Siguiente