Tramita tu Afore para obtener un crédito hipotecario

La cosa no puede ser más sencilla y benéfica para ti. A lo largo de esta nota aclararemos todas las dudas que tengas sobre tu futuro y tu patrimonio; es decir, conocer las opciones que tienes en México para obtener un crédito hipotecario. Así es que, sigue leyendo y descubre más sobre las ventajas de tener una Afore.

Primero lo primero ¿qué es una Afore?


Podríamos ponernos muy técnicos, pero ese no es el objetivo, lo importante es ponerlo en términos sencillos para entendernos bien. Pues bueno, una Afore es el instrumento que todo mexicano en edad laboral tiene para construir un ahorro, mismo que servirá para varias cosas, entre otras, contar con recursos económicos al llegar a la edad de retiro, tener dinero para poder tramitar un crédito hipotecario; es decir, comprar casa, disponer de una parte de tu ahorro en casos especiales como desempleo o matrimonio y, muy importante, que el dinero que estás ahorrando genere rendimientos, este último punto ocurre aún si dejas de trabajar por una temporada.

Además, las distintas instituciones bancarias que ofrecen este servicio proporcionan la herramienta perfecta para hacer crecer tu dinero: las aportaciones voluntarias. Conozco casos en los que algunos amigos van muy avanzados en esto de aportar voluntariamente y créeme que es muy prometedor el escenario de su retiro porque contarán con más recursos en comparación con los que tendrían si simplemente hubieran dejado que sus aportaciones normales fueran las que se acumularan sin poner otro poquito para estar tranquilo el día que llegue el momento de dejar de trabajar.

Si te lo propones, puedes poner una parte de tu salario mensual en tu cuenta de la Afore y al cabo de algunos años verás cómo han crecido esos ahorros. Esto es clave.

Por ello, es muy importante que tomes la decisión correcta sobre cuál será la institución que administrará tu Afore tomando en cuenta los siguientes aspectos:

  • Rendimientos
  • Comisiones
  • Servicios

Ahora bien, no todo en este artículo se trata del ahorro y el futuro, también se trata del patrimonio que necesariamente tienes que construir ya. Imagina que tu Afore goza de cabal salud; sin embargo, también tienes que tener una casa o departamento totalmente pagados para el día de tu retiro. Así, todo será miel sobre hojuelas.

Y ¿qué tiene que ver mi Afore con la adquisición de una casa o departamento?


Respuesta fácil: porque uno de los requisitos para obtener un préstamo para comprar tu casa es la comprobación de tu salario; por ejemplo, en caso de que seas derechohabiente de Infonavit, deberás presentar el documento correspondiente a tu cuenta del Infonavit, misma que se encuentra alojada en tu cuenta de la Afore ¿ves por qué es importante tenerla?

De hecho, al presentar tu cuenta del Infonavit, tu financiamiento será mayor.

Entonces, ya tenemos dos elementos fundamentales en la edificación inteligente de tu futuro y tu patrimonio: el ahorro y el lugar donde pasarás el resto de tu vida, el hogar.

¿Eres Millennial?


¡Perfecto! Estás en la plenitud, vives al máximo todas las oportunidades que la vida te ofrece, quizá estés enamorado y ya piensas en formar pareja. Por supuesto que quizá veas tu retiro como algo que está a años luz, pero créeme, no es así.

Y no te lo digo por querer asustarte, es porque debemos ser realistas y pensar que la vida debe ser un disfrute en todas sus etapas.

Piensa en la seguridad que quieres ofrecerles a tus hijos en caso de que planees tener familia en el mediano plazo y, sobre todo, piensa que los años pasan volando y querrás mantener la felicidad que hoy te embarga para el resto de tu vida.

Por lo tanto, estarás de acuerdo conmigo que los dos aspectos fundamentales de los que hemos hablado a lo largo de esta nota, casa y ahorro, son decisiones que tienes que tomar hoy, para que puedes continuar con esa excitante vida moderna que tanto te apasiona y contar con la seguridad de que tu retiro será todo un éxito.

Por último, considera los siguientes pasos y requisitos para tramitar tu Afore, una vez que hayas elegido a la institución bancaria que la administrará:

  • La Solicitud de Registro y el Documento de Rendimiento Neto, ambos vigentes a la fecha en que se suscriba la solicitud.
  • El contrato de administración de fondos para el retiro correspondiente y copia de la credencial del Agente Promotor.

Posteriormente:

  • El Original y la copia simple de tu credencial de elector (INE).
  • El Original y la copia simple de un comprobante de domicilio con una antigüedad no mayor a tres meses anteriores a la fecha de la solicitud.
  • Original y copia de tu CURP (Clave única de Registro de Población).

Al final del proceso, el Agente Promotor obtendrá una fotografía digital tuya para agregarla al expediente.


Artículo Anterior Artículo Siguiente