La razón no ganará
Hay una locura mediática en cuanto a la discusión de muchos temas derivados de todos los anuncios que en su frenética cuarta transformación se ha metido el próximo presidente, su equipo y legisladores. Algunos de esos temas son francamente absurdos, al igual que las discusiones; sin embargo, otros son medulares y se están tocando de una manera superficial, burlona y con una clara sed de venganza por parte de los que han llegado al poder. Los expertos le hablan al aire.

Se promete de manera engañosa que se escucharán todas las voces y hasta que se consultará con el pueblo que es sabio y que sabe de todo (¿?), todo aquello que tenga que ver con lo que el presidente y su círculo quieren echar para atrás, no así con los proyectos que, desde un muy particular interés, López Obrador quiere impulsar a toda costa.

Recuerdo que, cuando faltaban once o doce meses para el primero de julio de este año, pensaba que se impondría la razón y que los mexicanos no votarían por una opción que prometía destruir todo, sin saber cómo iba a reconstruir. Una campaña que a sabiendas de que mucho de lo que prometía era inviable, sino imposible, estaba destinada al fracaso. Según yo.

Le aposté a la cordura del electorado mexicano, estaba seguro de que la razón se impondría ante las ocurrencias… pero me equivoqué.

Hoy, habiendo visto con asombro el resultado de la anterior elección, le digo que todo aquello que se propone cambiar, destruir, borrar hasta la última coma, aunque parezca que se está quedando bien con amigos constructores o con gremios impresentables, por más irracional que parezca, ocurrirá.

Es el signo de los tiempos. Lo apoya la mayoría, una mayoría que primero ordena matar y luego averiguar. Se ignora o se tiene una vaga idea de lo que podría pasar como consecuencia de esta destrucción desenfrenada, rabiosa.

Desconozco lo que será México luego de este ejercicio de demolición en 2 o 4 años. Lo único de lo que puedo estar seguro es de que la razón no ganará. Prepárese.

Twitter: @adejorge


Artículo Anterior Artículo Siguiente