Los vitrales más espectaculares del mundo

1. Sainte-Chapelle. París. Esta capilla real de estilo gótico fue construida en un tiempo récord, entre los años 1242 y 1248, bajo la orden de Luis IX,  rey de Francia.

En 15 impresionantes vitrales se muestran  mil 113  escenas del Antiguo y  Nuevo Testamento.  Miden 15 metros de altura y la mejor hora para apreciarlos es por  la mañana.

Sainte-Chapelle se encuentra  en Ile de la Cité, en el centro de la ciudad y cerca de la Catedral de Notre Dame.

A lo largo del año los visitantes pueden asistir a conciertos con cena incluida, desde 44.5 euros.  La tarifa de acceso es de  15 euros. También se ofrecen visitas guiadas. www.sainte-chapelle.fr

2. Jardín Botánico Cosmovitral. Toluca, Estado de México. Los 71 vitrales creados a partir de 500 cristales en 28 brillantes colores le han dado  fama mundial a  este jardín botánico ubicado en el centro de la capital mexiquense.

Entre todas las piezas del artista mexicano Leopoldo Flores, destaca la obra  El Hombre Sol,  colocado en la parte más occidental para que  durante los equinoccios de primavera y otoño, el astro la ilumine.

El Cosmovitral es un trabajo monumental de 65 toneladas de vidrio soplado y es  considerado el más grande del mundo.  Ocupa todos los ventanales de un edificio de estilo art nouveau.

El vitral simboliza la relación del hombre con el universo y su actividad a lo largo de la historia. En él, Leopoldo Flores plasmó las  dualidades: día y noche, luz y oscuridad, bien y mal. Se ofrecen recorridos  para explicar  su significado.

El costo de entrada es de únicamente 10 pesos. Tel. (722) 2 14 67 85. No abre los lunes.



3. Catedral de Chartres. Chartres, Francia. Esta catedral es un gran ejemplo de arquitectura gótica, por ello, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. De sus 173 vitrales, 143 son originales de la época medieval y se conservan prácticamente intactos. Cada uno narra escenas del Antiguo y Nuevo Testamento, constituyendo una de las colecciones más importantes de toda Europa.

Esta ciudad se encuentra a 50 minutos en tren, desde París.  chartrescathedral.net

4. Catedral de York. York, Inglaterra. Fue utilizada como sede del Parlamento del Rey Eduardo I en el siglo XIII. La sala capitular de la catedral está rodeada casi en su totalidad por vitrales.

Cuenta con casi dos millones de piezas individuales de vidrio de gran importancia para la ciudad, pues durante las dos guerras mundiales todos los vidrios fueron retirados para evitar que se dañaran.

Si compras tu entrada con anticipación, el costo será de 10 libras en su página web. Para acceder a la torre, el costo total será 15 libras (incluida la catedral).

Se organizan varios tours guiados: uno de ellos te lleva a explorar sus espacios secretos y otro más te permite recorrer el recinto en compañía de un experto en horarios que no están abiertos al público. También ofrecen un recorrido corto, sin costo.  yorkminster.org

5. Centro Cultural de Chicago. Chicago. En la sala de conciertos Preston Bradley Hall, en el tercer piso del Chicago Cultural Center, hay un domo creado por Tiffany Studios que incluye 30 mil piezas de vidrio individuales, en la que se representan los signos del zodiaco. Con 11 metros de diámetro es el más grande del mundo en su tipo.

Este centro cultural ofrece de miércoles a sábado un recorrido guiado gratuito. Dura 45 minutos y comienza a la 1:15 pm.  El Preston Bradley Hall también ofrece recitales y conciertos sin costo. www.choosechicago.com



6. Museo Erawan. Samut Prakan, Tailandia. Este museo, a 25 kilómetors de Bangkok, es una locura: su fachada es más bien la escultura de un elefante de tres cabezas de 30 metros de altura posado sobre la base del edificio de forma circular. Su interior está lleno de budas creados a lo largo de la historia.

El museo se divide en tres niveles que representan el inframundo, el cosmos y el mundo de los humanos, siendo este último donde se encuentra el gran vitral en el que se aprecia un mapamundi y  el zodiaco. Esta pieza reposa sobre cuatro columnas que simbolizan la virtud de cuatro religiones.

7. Mezquita Nasir Al-Mulk. Shiraz, Irán. Esta mezquita  destaca del resto por sus vitrales que proyectan un atractivo juego de luces. Durante el amanecer hay magia al interior de la también llamada Mezquita Rosa: los muros, las alfombras, los azulejos en sus bóvedas, columnas y todo el arte islámico se envuelve en una atmósfera fantástica  que proyecta  una iluminación multicolor.

Al ir cambiando el sol de posición, el encanto desaparece, pero deja al descubierto una  arquitectura y decoración abigarrada.  Su construcción comenzó en 1888.Debes ser de los primeros en llegar para apreciar este efecto. Suele llenarse de turistas.

8. Santuário Dom Bosco. Brasilia. Este santuario, que recuerda a una geoda (piedras con minerales cristalizados en su interior), engaña con su exterior poco llamativo, pero sorprende en su interior con sus hermosos vitrales de piso a techo.

La fachada está compuesta por alrededor de siete mil 400 piezas de vidrio que tiñen todo el espacio con una luz celestial. santuariodombosco.org.br

9. La Sagrada Familia. Barcelona. La Basílica de la Sagrada Familia se comenzó a construir hace más de 136 años. Aún no está terminada, pero su edifición ya lleva 70% de avance.

La célebre basílica es iluminada por sus característicos vitrales. La base de  la obra máxima del catalán Antoni Gaudí parte del estilo gótico para crear "una arquitectura nueva", en la que destacan las formas geométricas y la iluminación.

Gaudí también quiso jugar con la luz y el color a través de sus vitrales (llenos de simbolismos)  -que proyectan diferentes  niveles de iluminación a lo largo del día-, los puntos de luz en las columnas y los difusores en las bóvedas. El sol crea en el interior un caleidoscopio gigante.

Hay diferentes tipos de visitas guiadas; la entrada básica cuesta 15 euros y puedes reservar cualquiera en línea: www.sagradafamilia.org

Vía: El Universal.


Artículo Anterior Artículo Siguiente