Monterrey la ciudad de los criminales
Los gobiernos de Donald Trump y Enrique Peña Nieto a través del programa llamado Campaña de Seguridad y Prosperidad, pactaron capturar en conjunto, usando como enlaces a sus gobernadores fronterizos de Texas y Tamaulipas, a los 9 objetivos delincuenciales prioritarios que operan en ambos países, por ser los principales responsables de la violencia generada, orillando así a los violentos buscar residencia en la distinguida zona metropolitana de Monterrey, Nuevo León; pa’l norte de México.

Monterrey, que se convirtió en el tercer destino nacional preferido por turistas, también se coloca como una de las ciudades  favoritas para los criminales de cuello blanco y de la delincuencia organizada; Luis Alberto “N”, alias “El Pelochas” o “M-28”, fue capturado el pasado 30 de agosto, el chaval sostenía turbios negocios en Tamaulipas y conformaba la lista de los más buscados por EUA y México; apenas en julio pasado, el ex presidente del Congreso de Guatemala, Luis Rabbé quien era buscado desde 2016 por la INTERPOL, fue capturado mediante un operativo conjunto con la investigadora de Monterrey.

Y así se han escrito varía historias policiacas de alto impacto en la entidad gobernada por “El Bronco”, alias Jaime Rodríguez Calderón. De las más recientes, la de “La Yegua”, capturado el  pasado 24 de agosto; Héctor Adrián “N”, quien era acusado por el gobierno mexicano como principal operador del robo de hidrocarburos y responsable de varios secuestros, extorsiones  y trasiego de drogas entre Tamaulipas, norte de Veracruz, San Luis Potosí y Nuevo León; “La Yegua”, fue aprehendido en compañía de Christian Aarón “N” (y no, no son hermanos la “N”, no es apellido), detenidos en la colonia Cumbres Elite, de Monterrey, para ser enviados ese mismo día, en un helicóptero hacia el Penal de Altamira, al sur de Tamaulipas, donde tenían una orden de aprehensión por secuestro y homicidio.

Lucio Benavides, tenía 39 años, le apodaban "La Yegua" o "El Penco", murió, bueno lo mataron otros reos en uno de los patios del penal, los hechos se registraron después de las 21:00 horas del lunes, en el otro mundo... el penitenciario. Fue hasta el segundo intento que lograron matarlo, había ingresado bajo el amparo del nuevo sistema de justicia penal, pero en la vida diaria dirigió su poderío al secuestro de gente allegada al poder gubernamental, tenía que ser procesado y esperar a que el plato se enfriara, sin embargo, dentro del otro reino sin ley, nadie iba a protegerlo.

Según la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas, identificó a los agresores como Juan Manuel y Maximiliano “N”, los alumnos de la escuelita encargados de hacer pagar al “Penco” en el tiempo de todos.

davidcastellanost@hotmail.com


Artículo Anterior Artículo Siguiente