Plagas y exceso de tala destruye hábitat de abejas en Yucatán

La tala de árboles y la introducción de especies no resistentes a plagas y a enfermedades, ha propiciado la destrucción del hábitat de la abeja melipona en las selvas de Yucatán.

La abeja melipona, es una abeja milenaria y sagrada para los mayas, cuya miel es de las más buscadas por su calidad, sin embargo, dos de cada 20 árboles de la especie “jobones” fueron derribados en los últimos 10 años.

En este árbol, la abeja melipona o dama real, tiene su hábitat y es donde crea una de las mieles más dulces del mundo.

“Como son plagas y enfermedades que no están presentes en nuestro medio. Nuestros árboles no tienen defensas para combatirlos y empiezan los problemas de la muerte de los árboles”, señaló Antonio Pani, director de Conservación de Recursos de la Secretaría de Ecología.

En 1995 había poco más de seis mil colmenas en Yucatán, en 2016 se redujo a 2,900 y actualmente hay 2,320 colmenas.

En los últimos dos años se redujo la producción anual, en 2015 hubo 60 toneladas y en 2018 hay en promedio 44 toneladas.

Ante la tala indiscriminada de los árboles de las abejas, grupos de mujeres indígenas iniciaron la reforestación de la selva.

“Más reproducciones de plantas que puedan proporcionarles a las abejas el néctar y el polen suficiente para tener bien claro que no le vamos a proporcionar un alimento artificial y estén en mejores condiciones”, detalló Nelly Ortíz, presidente de la Asociación de abejas de Yucatán.

“Es tener mucha higiene para producir la miel. Las meliponas son muy delicadas al cosechar hay que hacerla en un “jobón”, explicó Mary Tec, productora de miel.

Según los productores las abejas meliponas son muy selectivas, no en cualquier árbol polinizan, por ello logran la calidad de la miel que producen.

Con información de Alejandro Sánchez.
Vía: Televisa.


Artículo Anterior Artículo Siguiente