La consulta sobre el NAIM no debería realizarse
Luego de ver la postura del presidente electo, López Obrador, sobre realizar la obra del ‘Tren Maya’ a como de lugar y sin dar la opción de una consulta como la que sí se va a llevar a cabo para votar sobre el futuro del NAIM, me saltan algunas dudas.

La postura de macho que adopta el presidente al decir que el tren que tanto le obsesiona construir se va a hacer, es porque, según él y sus colaboradores, fue una promesa de campaña. Y pues para eso es macho y presidente al mismo tiempo, para hacer lo que le venga en gana.

Pero ¿qué no fue promesa de campaña el cancelar las obras del NAIM? Por supuesto que sí. Entonces deduzco que al presidente le da miedo actuar en consecuencia.

Por qué no cumple con esa promesa, así como con la del tren.

Por qué dejarle esa responsabilidad a un pueblo que, en su mayoría, no usa aviones.

A qué o a quién le tiene tanto miedo como para no plantarse como el macho que es en el asunto y cumplirle al ‘pueblo bueno’.

Si se quiere ser congruente lo que debería hacer es dejarse de esa pantomima de la consulta y cancelar de un plumazo el NAIM y tan-tan.

¿O le saca?

Twitter: @adejorge


Artículo Anterior Artículo Siguiente