Beatriz Gutiérrez Müeller hace agenda
Beatriz Gutiérrez Müeller, esposa del futuro presidente Andrés Manuel López Obrador ya hace agenda nacional, se distingue por su personalidad, se siente su presencia, pero sobre todo rompe con el estilo de las mujeres que han sido cónyuges de los ex mandatarios.

En su cuenta de Twitter (@BeatrizGMueller) se describe como una “madre de familia, esposa, escritora, profesora universitaria y en perpetuo aprendizaje. Segura de que #JuntosHaremosHistoria”.

Como buena mujer Capricornio es cautelosa, exigente, culta, decidida y metódica. Las mujeres nacidas bajo este signo admiran al hombre que logra el éxito social o económico, porque ellas mismas aspiran a conseguir una posición importante en la sociedad, y vaya que su marido ha logrado llegar a la cima del poder en nuestro país. Le gusta que el hombre le transmita un gran sentido de seguridad y estabilidad, de algo permanente. No le agrada el hombre fantasioso o delirante, sino alguien que tiene los pies muy bien puestos sobre la tierra.

Andrés Manuel López Obrador es un hombre sólido, serio, responsable, autoritario e inteligente. Quizá esas fueron las cualidades que la sedujeron. Gutiérrez Müeller es una mujer intelectual, prudente, interesante, muy pensante, misteriosa, activa y difícil de conquistar. Se ve que le encanta poner a prueba las capacidades de su pareja y le fascinan los desafíos.

Su estilo es tradicional, formal y conservador, y ha dado muestras de que no le interesa llamar la atención, ni espera recibir grandes reconocimientos. Pareciera que prefiere la intimidad y esquiva las manifestaciones públicas de afecto.

El pasado 14 de agosto, incluso publicó un tuit que decía:

Beatriz Gutiérrez Müeller hace agenda

Ella detesta la vulgaridad, prefiere posicionarse en un alto nivel, “el lenguaje cargado de ira y la agresividad no me gustan”, publicó en otro tuit que alcanzó más de 17 mil “Me gusta”. Incluso denuncia cuentas falsas en Twitter que la parodian, la acosan y la insultan.

La futura Primera Dama, que ha renunciado a serlo, ha encontrado a través de su cuenta de Twitter la mayor libertad de expresión, con un solo hashtag logra tendencias nacionales que se colocan en los primeros lugares, que pone de cabeza a las redes sociales, y sea de paso, también a los medios de comunicación.

Apenas hace algunas semanas el periódico El Universal publicó una fotografía del hijo menor de Gutiérrez Müller y de López Obrador. Dicha publicación causó enojo e irritación, y ella decidió publicar el siguiente mensaje: “En muchos países encubren el rostro de los niños para su protección. Ellos no deciden ser públicos y la ley mexicana, además, los protege. Ojalá sea entendido este particular por todos los medios de comunicación del país. #ConLosNiñosNo”, haciendo de este hashtag una tendencia nacional.

El hecho culminó con la despedida del coeditor de política de dicho medio, y con el cierre de filas de varios políticos -incluso de diferentes partidos-, líderes de opinión, artistas, y medios de comunicación que se comprometieron a no publicar ni manejar datos de menores de edad.

Apenas el fin de semana pasado, apareció la publicación de otra edición de la revista Proceso donde aparece una fotografía del próximo mandatario, y en cuya portada se lee: “AMLO se aísla. El Fantasma del fracaso”.

El domingo, de nueva cuenta, Gutiérrez Müeller volvió a ser tendencia al postear un hashtag que de inmediato se hizo viral: #AMLONoEstásSolo.

El lunes siguiente, incluso el propio presidente electo publicó un video donde fijó su postura sobre este asunto, mofándose de la imagen que publicaron, señalando entre risas, que se veía decrépito y chocheando. En su discurso enfatizó de nuevo que “No va haber Primera Dama, Beatriz se va a seguir dedicando a lo mismo, es investigadora, es una mujer pues con criterio, por eso también hay discrepancias, bueno pero somos libres”.

A la historiadora y escritora, le gusta cambiar las fotografías de su perfil por otros objetos, apenas esta semana aparece una flor. Pero más relevante resulta que a través de su cuenta  fija su postura, a veces con retuits, sobre temas polémicos como la boda de César Yáñez; la declaración de Roberto Madrazo sobre el fraude electoral del 2006; marca su línea con los neoliberales; declara sobre el chismorreo de la atención en un hospital privado de la fractura de la tibia y del peroné de su pequeño hijo; de la represión de los yanquis; del 2 de octubre, sobre los cráneos hallados en Veracruz, y los tráileres de la muerte; sobre la cuenta de Twitter que la critica y que la publica un hijo de los Calderón-Zavala; también desmiente rumores sobre supuestos nombramientos, entre muchas otras noticias. 

Asimismo le encanta publicar poemas, algunos dedicados al amor, la pasión, el olvido, la dulzura, la tristeza, lo amargo, el perdón. Pero ¿A quién le dedica tantos poemas? Sólo ella lo sabe. Lo que sí se notó fue su ausencia, junto con la del hijo mayor del presidente electo, José Ramón, el pasado ocho de agosto ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, donde le fue entregada su constancia de Presidente electo a Andrés Manuel López Obrador. Quizá la respuesta de su ausencia podría encontrarse en algunos de sus tuits.

Beatriz Gutiérrez Müeller hace agenda

Beatriz Gutiérrez Müeller hace agenda



Artículo Anterior Artículo Siguiente