En los Estados Unidos, las oficinas de préstamos PDL comenzaron a aparecer en todo el país en la década de 1980 y pronto se convirtieron en algo común. En 2017, ya había 14348 oficinas de este tipo en los Estados Unidos. A modo de comparación, este número era aproximadamente igual al número de cafeterías "Starbucks" en todo el país y superó ligeramente el número de restaurantes "McDonald's" (14027). La década de 1990 vio otro salto en el desarrollo de esta industria cuando llegada de Internet hizo posible solicitar préstamos sin salir de casa.

Dólares en la mano


Las PDL generalmente cobran un cierto porcentaje o equivalente en efectivo por cada $100 prestados. El tamaño de esta comisión puede variar de $10 a $30 por cada $100 prestados. Esta cantidad depende de las leyes de cada estado y de la cantidad máxima disponible para pedir prestado. Por lo general, la comisión es de $15 por cada $100. La tasa de interés anual para una PDL de dos semanas es entonces del 400%. Entonces, por ejemplo, si un cliente necesita pedir prestado $300, le costará $345, siempre que la comisión sea de $15 por $100.

Cada año, hasta los 20 millones de estadounidenses utilizan los servicios de préstamos PDL cada año. Aunque, como se mencionó anteriormente, el servicio se comercializa como un gasto de contingencia en emergencias, 7 de cada 10 prestatarios en los Estados Unidos usan PDL para cubrir gastos básicos como el alquiler y las facturas de servicios públicos. Esto no es sorprendente, ya que, según las estadísticas, el 61% de los prestatarios en Estados Unidos tienen dificultades para pagar los gastos mensuales.

Las PDL satisfacen las necesidades de mucha gente, especialmente los consumidores que no tienen acceso a créditos tradicionales o los consumidores con las calificaciones crediticias bajas. Según los expertos, en 2019 el 6,5% de las familias estadounidenses (8,4 millones) no tenían cuenta bancaria, mientras que el 18,7% (24,2 millones) no utilizaban plenamente los servicios bancarios, es decir, tenían una cuenta bancaria, pero preferían utilizar servicios financieros alternativos como las PDL. Los consumidores con las calificaciones crediticias bajas a menudo no pueden obtener préstamos tradicionales, por lo que recurren a los prestamistas alternativos.
 

Características del mercado de PDL en el Reino Unido


El Reino Unido es el segundo mercado más grande de servicios PDL en el mundo después de Estados Unidos. En 2019, aproximadamente el 15% de la población adulta del Reino Unido solicitó dichos préstamos (más de 9 millones de personas), con más de 18 millones de solicitudes aprobadas para más de 3,2 millones de personas. El volumen total de la industria de las microfinanzas en el Reino Unido es de £3.7 mil millones por año y la tasa de interés anual promedia es de 500%.

La mayor parte de la actividad en esta área se lleva a cabo en línea (o a través de aplicaciones móviles), lo que permite a los prestatarios obtener préstamos en cuestión de minutos, generalmente a través de sistemas automatizados de toma de decisiones.

Ésta es la principal diferencia con el mercado estadounidense: el mercado del Reino Unido está dominado por los préstamos en línea, que resultaron ser significativamente más rentables que los préstamos a través de oficinas. Los prestamistas online pueden acceder electrónicamente a las cuentas bancarias de los prestatarios.

Esto contrasta con los Estados Unidos, donde los prestamistas suelen ser los empleados que visitan las sucursales de los bancos u otras instituciones financieras en persona y realizan una solicitud en persona. Tales actividades implican costos mucho más altos.

El cambio activo del mercado de PDL británico al Internet ha dado lugar a la aparición de los denominados "Third Party Agents", es decir, los terceros implicados en el proceso de rotación de fondos en esta área. Estos terceros brindan apoyo financiero para préstamos a organizaciones de microcrédito, al tiempo que reclaman un porcentaje de las ganancias de estas empresas. A menudo, estos intercambios y plataformas brindan a los prestamistas unes condiciones mejores que los bancos tradicionales. Por lo tanto, cada vez más representantes de la industria de PDL prefieren solicitar la financiación de los mismos.

Londres


Uno de los pioneros de este tipo de actividad fue la empresa de TI con sede en Londres, la "Hoffman-Graham". Siendo uno de los primeros en darse cuenta de la rentabilidad de esta área, comenzaron a desarrollar software que les permitió recibir y procesar solicitudes de financiamiento de organizaciones de microcrédito de todo el mundo, evaluar su confiabilidad mediante una serie de indicadores y filtrar aquellos que no podían alcanzar el nivel de confianza requerido. A su vez, las solicitudes aprobadas se financian con el fondo presupuestario de la empresa, que se forma a partir de las aportaciones monetarias de los usuarios de esta plataforma. El beneficio de tales transacciones se distribuye en última instancia entre la propia empresa y sus usuarios. Así, cualquiera puede financiar la PDL de la organización, y no al revés, utilizando sus servicios.

Características del mercado de PDL


Gracias a la educación financiera inicial de la población, así como mediante el uso de soluciones tecnológicas modernas, el Reino Unido es uno de los primeros en introducir enfoques innovadores en el campo de la PDL, que luego se popularizan y utilizan en otros países. Por eso, a pesar del menor volumen y demanda del mercado de PDL en comparación con el de Estados Unidos, el Reino Unido ocupa el primer lugar en el mundo en términos de nivel de desarrollo de esta industria a nivel mundial.


Artículo Anterior Artículo Siguiente