¿Sabes cómo afecta la obesidad a la salud?

Mantener un peso saludable va más allá del aspecto físico, es un asunto de cuidado porque está directamente vinculado a la buena salud.

Si sufres de obesidad o sobrepeso, siempre el inicio del proceso para reducir medidas podrá ser apoyarse en productos herbalife, por ejemplo, que te ayuden a eliminar con más prontitud toda esa grasa acumulada, mejorar tus hábitos alimenticios, nutrición, etc. Sin embargo, esto necesita el apoyo de tres piezas más para completar el rompecabezas: buena alimentación, ejercicio y descanso.

La obesidad puede estar producida por diversas razones tan diversas como distintas y no todos los casos pueden tener el mismo origen. Por ello, hace falta tener un contacto cercano con algún especialista que pueda orientar sobre las estrategias a seguir para lograr una reducción de peso importante.

Además, ya es del conocimiento público los problemas de salud que se pueden generar cuando el peso corporal es mucho más elevado al que debería, comenzando por las articulaciones que sufren diariamente los embates del movimiento con condiciones muy complejas.

Nunca será demasiado tarde para iniciar una reducción progresiva de medidas que concluyan en un enriquecimiento del bienestar físico y de la salud en general. Pero, para motivar aún más este accionar, hoy te contamos algunos de los problemas que pueden afectar la salud cuando una persona padece de obesidad.

Problemas asociados al canal auditivo


Los estudios médicos cada día descubren nuevas cosas a través de sus investigaciones. Pues bien, uno muy reciente en este campo ha demostrado que existe una vinculación directa entre la obesidad y los posibles daños al canal auditivo.

El efecto negativo ocurre en razón a la capacidad que tiene el ser humano para detectar y comprender ondas de alta frecuencia. Es una situación muy similar a la que se presenta en personas que sufren de problemas con el tabaco.

Este daño es de carácter progresivo, quiere decir que se va afianzando con el paso del tiempo y, en personas que han sufrido obesidad durante gran parte de su juventud y adultez, pueden llegar a quedar sordas al alcanzar la tercera edad.

Si sufres de obesidad y aún consideras que tu sistema auditivo funciona con normalidad, tienes un nuevo motivo para ponerte en control. En caso de que el daño ya esté causado, siempre podrás contar con unos audifonos baratos en cordoba.

Cuando hay embarazos


Normalmente, los embarazos son fases que viven las parejas donde este se encuentra planificado y todo se desarrolla con normalidad. Sin embargo, no siempre es así y puede ocurrir que el método anticonceptivo utilizado falle por lo que se hace conveniente utilizar una alternativa de emergencia, tal y como actua la pastilla del dia siguiente.

En los casos en que el embarazo se genera en una mujer con obesidad, los problemas de salud que esta produce aumentan en gran medida, incluso pudiendo llegar a afectar al bebé, por lo que los cuidados suelen ser más rigurosos. Una de las complicaciones más comunes en estos casos es la preeclampsia, que es una alteración en la presión sanguínea que solo ocurre en mujeres embarazadas.

Pero, eso no es todo. Existen algunos efectos que pueden generarse en el bebé, aunque este nazca en condiciones relativamente normales. Uno de ellos es adquirir una obesidad genética que los lleve a tener un peso superior al recomendado durante la niñez.

Obesidad en personas con VIH positivo


Si buscas cómo saber si alguien tiene SIDA, debes estar informado que la única respuesta 100% efectiva se obtiene a través de exámenes de laboratorio. No obstante, hay una clara señal que establece que algo está ocurriendo cuando el estado de salud está en franco detrimento.

En los casos en que una persona infectada de SIDA sufra también de obesidad, se ha demostrado a través de estudios que los niveles de inflamación del organismo son mucho mayores que los de aquellos que gozan de un peso adecuado a su contextura física.

No obstante, la alimentación es muy importante en estos casos, pues se hace fundamental para ralentizar el avance de la enfermedad y lograr conservar un mejor semblante a lo largo del tiempo. Por esta razón, los especialistas recomiendan aumentar el consumo de frutas y verduras, reducir las grasas, cocinar bien las grasas, entre otros.

La obesidad es un problema que está afectando cada vez más a la población. La facilidad para consumir alimentos altamente procesados y la disponibilidad de centros de comida rápida, están haciendo estragos en todos. Cuidarse no es tarea para el mañana, es una necesidad de hoy.


Artículo Anterior Artículo Siguiente