Las consecuencias de los metales pesados en los alimentos


La salud pública es el tema que ha ocupado todos los titulares de noticias, sobremesas en los hogares, pláticas de café, videollamadas, charlas de oficina y hasta algún contacto ocasional en el supermercado en los últimos meses. No es para menos, hoy más que nunca somos conscientes de la importancia que tiene el que todo aquello que esté en contacto con nosotros sea seguro y no represente ningún riesgo a la salud.

La preocupación en la industria de alimentos es la misma; sin embargo, muchos hacen hincapié en la importancia de la limpieza exterior de los envases de los alimentos y la elaboración de los mismos, pero hacen a un lado la urgencia de contar con envases para alimentos libres de metales pesados.

Todavía existen en el mercado muchos alimentos que son empacados en envases que no garantizan su inocuidad. La inocuidad alimentos es importantísima porque asegura que no causarán ningún daño a la salud; por el contrario, habrán de cumplir su objetivo de alimentar a los consumidores de forma sana y segura.

Afortunadamente, existen empresas en México que hoy se preocupan por ofrecer a la industria de los alimentos, envases totalmente libres de metales pesados y que cuentan con la aprobación FDA (Food and Drug Administration), para que, a su vez, sus clientes puedan garantizar a los consumidores finales un producto de calidad, seguro y delicioso, por supuesto.

¿Qué consecuencias tienen los metales pesados en los alimentos?


La peligrosidad de los metales pesados que, entre otros, son utilizados para la fabricación de pilas, combustibles y abonos, pueden llegar a provocar reacciones no deseadas en el organismo, la acumulación de esos metales en la sangre y, en general, serias afectaciones a la salud que, ultimadamente, no tendríamos porqué padecer.

Mercurio, plomo, cadmio, níquel y zinc, son algunos de los metales pesados que pueden estar presentes en los envases para alimentos y transmitirse de forma natural y sencilla a la comida que posteriormente será consumida por el ser humano. Con ello, los efectos tóxicos en el hígado o el riñón pueden llevar a desarrollar trastornos alimenticios como la anorexia, casos de hipertensión, daños al sistema cardiovascular y alteraciones en el sistema nervioso.

Hoy en día, y conscientes de la amenaza que representa la presencia de estos metales en algunos envases para alimentos, la empresa Visapack, ha desarrollado con tecnología alemana de punta y contando con las certificaciones nacionales e internacionales que certifican la inocuidad de sus productos, envases de alta calidad para la industria de los alimentos en México.

Sinónimo de calidad y seguridad, Visapack ofrece una amplia gama de envases que pueden ser utilizados con entera confianza para que tu empresa, dedicada a los productos alimenticios, cuente con la garantía de dar a sus clientes lo mejor.

Visapack tiene un envase para cada necesidad, es sólo cuestión de que te acerques a su sitio web para darte cuenta que cuentan con la solución que estás buscando para estar acorde a los tiempos, cuidar la salud de tus clientes y aportar al cuidado del medio ambiente.


Artículo Anterior Artículo Siguiente